Cuando todo es para ayer

marzo 9, 2015

A todos nos ha pasado en alguna empresa que parece que todo es urgente, importante y “para ayer”. Muchas veces se trabaja según las llamadas/emails de los clientes: el último que se queje es el que tiene la máxima prioridad.

No es más que una falta de planificación y organización. También consecuencia de vender proyectos por “kilos” de horas (algo que solo es rentable si se paga poco a los programadores): cuanto menos tarden, más beneficio.
Así que ni hablar de TDD, planificación, scrum, kanban, etc. Las reuniones las hacen poca gente e incluso estimarán las tareas personas que no las van a programar. Cuanta menos gente en la reunión, más margen de beneficios… Hay funcionalidades que se harán o no se harán dependiendo de la estimación en horas.

Si los programadores cobran poco, tienen que programar como si hiciesen “churros” y su productividad se mide por las horas que están sentados en una silla, los que van a cobrar 2 o 3 veces más serán los comerciales que tienen que encontrar clientes que quieran esos “churros”. Creo que hay un problema cuando en una empresa tecnológica el programador gana 1000€ y el comercial 3000€.

Estas empresas consideran que da igual contratar a un programador que a otro ya que el desarrollo no puede hacerse mejor o peor, solo puede estar hecho o no estar hecho.

Se empezarán los proyectos programando funcionalidades “a medias” para no estar tanto tiempo con ese tema. Pero con toda probabilidad deberás reprogramarlo de nuevo para ampliarlo/cambiarlo, teniendo que desechar en algunos casos lo que habías hecho anteriormente.

Todo serán excusas cuando el resultado final no sea el esperado o se tarde más en terminar el proyecto. El problema ha sido la elección de la tecnología, del programador, etc. Que la planificación se ha hecho “de puntillas” no habrá sido el problema 🙁

Cuanta menos inquietud tengan los programadores, mejor. Que sigan utilizando lo que ya saben (sin innovar) que lo harán más rápido y eso se traduce en mayores beneficios (aunque no en la calidad del software). Además de que si se hace rápido y, digamos, “de aquella manera”, quizás se pueda meter al cliente más “kilos” de horas de mantenimiento del proyecto.

Es difícil salir de esa dinámica si la propia empresa no quiere cambiar. Si estás en esa situación, propón lo que creas necesario y si no te dejan hacer las cosas bien porque vas a tardar más que si lo harías “deprisa y corriendo”, huye de ahí de la misma forma: a toda prisa.

CompartirTweet about this on TwitterShare on TumblrShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Tags ;

1 comentario

    Antonio Garcia Marin (@antoniogarcia78) Abr 10, 2015

    Mi dia a dia fielmente reflejado. Gracias

    Responder

Escribe un comentario

Los comentarios son moderados y se utiliza rel="nofollow" para los enlaces.